02 septiembre 2006

¿Exámenes en Septiembre?


Antonio Jimeno, profesor de instituto en Barcelona, escribe una carta al director del diario El País en la que se lamenta de que no hay exámenes de Septiembre en su comunidad autónoma. Afirma que los padres no tienen argumentos para hacerles estudiar en verano. Escribe textualmente "Estos adolescentes se han pasado el verano haciendo las mismas actividades que sus compañeros que, porque trabajaron y aprendieron, lo aprobaron todo." En su opinión, la solución está en volver a hacer exámenes en Septiembre, eliminar la promoción automática y ofrecer diversidad de estudios a partir de los 14 años.
En Castilla-La Mancha, tras muchos años de no hacer exámenes de septiembre en la E.S.O., llevamos dos cursos con ellos. Pero ayer observé con sorpresa que se han presentado a estos exámenes tan sólo el 25% de mis alumnos suspensos. Y que algunos de ellos han entregado el examen prácticamente en blanco. No sé todavía si fue sólo en mi asignatura, o si sucedió en todas lo mismo.
Aunque es pronto para las estadísticas, parece que volver a implantar estos exámenes, sin más, no soluciona el problema. Quizá habría que aportar otras soluciones...

2 comentarios:

Javier Alcaraz dijo...

Hola Marian:
Aunque es cierto que muchos alumnos llegan a septiembre sin haber tocado ni un libro, sí que merece la pena ver que unos pocos han aprovechado el tiempo y han recuperado lo que no hicieron porque no quisieron o porque no pudieron.
La verdad es que hablamos de un tipo de alumno muy diferente.
Bueno, aunque en ingeniería Industrial de Albacete han suprimido septiembre y harán los exámenes en julio. A primera vista me parece un gran error, pero quizá acierten.
Besos.
Javier.

Marian dijo...

La cuestión, creo yo, no es dar más oportunidades, sino hacer creer a los alumnos que pasar de curso y aprobar exámenes pasa necesariamente por estudiar y esforzarse; creo que está demasiado extendida la idea de que es interesante "pasar" a toda costa: la repetición puede ser menos traumática que pasar y pasar con pendientes. No abogo por la eliminación de los exámenes de Septiembre: todo lo contrario. Sólo mantengo que en el sistema actual sólo sirven para comprobar que las cosas siguen igual y que los alumnos (o al menos muchos de ellos) se sientan a esperar su aprobado o, al menos, su pasaporte al curso siguiente sin hacer nada para conseguirlo.