28 diciembre 2006

¡Qué grande es escribir (bien)!

Con el boom, hace unos años, de todo lo audiovisual, llegué a creer que el lenguaje escrito estaba llegando a su fin, o que, si no acababa, al menos iba a quedar relegado a un plano secundario. Todas las facilidades que nos ofrece la comunicación por medios audiovisuales -telefonía móvil, vídeo conferencias, televisión, radio, cine- aparentemente iban a finalizar con una larga etapa de la historia de la humanidad: la de la escritura. Hace unas décadas (no tantas), apenas se utilizaba el lenguaje escrito como medio de comunicación: en el buzón, tan sólo unas pocas cartas del banco y mucha, mucha publicidad. Si querías comunicarte con alguien, o estabas con él-ella, o llamabas por teléfono. Así que, una vez superada la etapa de formación, y si tu trabajo no te obligaba a ello, nada exigía que dominases las normas básicas de la redacción y de la ortografía.
Pero...
... llegó internet. Correo electrónico, foros, páginas web, chat, blogs... y aquí estamos todos, quien más y quien menos, dándole a la tecla. O sea, escribiendo. Y ahora es más que probable que nos estemos comunicando con "desconocidos" y que lo único que sepamos de ellos es lo que escriben. Y la verdad es que se ve de todo.
Hace unos días tuve un pequeño y cordial encontronazo con una compañera (creo que era maestra de Educación Infantil) en un foro de un curso que realizaba por internet. La discusión versaba acerca de cómo utilizar las nuevas tecnologías en el aula, y ella afirmaba que el abuso de las nuevas tecnologías está teniendo como consecuencia que se descuide el lenguaje y que se cometan faltas de ortografía, y que la buena ortografía sólo es posible cuando se practica el lenguaje escrito a mano. Como colofón, y mientras defendía con vehemencia su idea, se le escapó esta frase: la ortografía sólo se grava a fuerza de machacar. Además de no estar de acuerdo en absoluto con las ideas que planteaba, no pude resistirme a señalarle su falta de ortografía, cosa que aceptó de buen grado achacando su error a su falta de dominio del teclado...

Si os habéis fijado en mi barra lateral, sabréis que he adherido mi blog a dos ideas que me parecen muy interesantes: No al lenguaje SMS y Eres lo que escribes, eres como escribes. Uno de los principales argumentos que tenemos a la hora de defender la corrección en el lenguaje escrito, a mi modo de ver, está en la frase Eres lo que escribes, eres como escribes. En este momento, seguramente, me están leyendo personas que no me conocen personalmente; ¿qué idea van a tener de mí, si escribo con descuido, con incorrección, con faltas de ortografía? Le decía a esta compañera que si yo no me permito a mí misma salir a la calle en pijama y zapatillas, o tener mi casa sucia y desordenada... ¿por qué voy a dar esa imagen de mí misma en mis escritos? Claro que escribir bien lleva tiempo, y esfuerzo. Yo no digo lo contrario: hay que releer, mirar en el diccionario, hay que pensar... pero también requiere esfuerzo el ir bien vestido y aseado, y eso sí que se lo permite poca gente... Igual que os dáis una última mirada al espejo antes de salir a la calle, os propongo que releáis lo que escribís, y que os hagáis alguna de estas preguntas: lo que he escrito ¿refleja con exactitud la idea que quiero expresar?, ¿se entiende?, ¿se ajusta a las normas básicas del castellano? ¿está bien escrito?

No hace falta escribir una gran literatura, creo yo: sólo tratar de ser claro y cuidar un poco a nuestros lectores... y con más razón si somos profesores. Ahí sí que tenemos una gran responsabilidad (sea cual fuere nuestra asignatura, ¡faltaría más!): la debemos asumir y nunca jamás relajarnos, ni entre nosotros, ni muchísimo menos con nuestros alumnos (sean del nivel que sean)... por respeto a ellos y a nosotros mismos.

2 comentarios:

Antonio dijo...

Kerida Marian: stoy kompletamnt ok cntigo, lo emos ablado muxas bcs. Y flicidads: kreo k lo as scrito de una manera insuperable.

Marian dijo...

Opsss... este no es mi Antonio, que me lo han cambiado (conste que he tratado de escribir este comentario en lenguaje sms, pero no me sale... debe ser cosa de mi teclado).