23 abril 2007

Música, sólo música

Jorge Guillén

Por los violines
Ascienden promesas.
¿Me raptan? Se entregan.
Todo va a cumplirse.

Implacable empeño
De metal y cuerda:
Un mundo se crea
Donde nunca hay muertos.

Hermoso destino
Se ajusta a su temple.
Todo está cumpliéndose,
Pleno en el sonido.

Se desliza un mundo
Triunfante y su gracia
Da forma a mi alma.
¿Llego a un absoluto?

Invade el espíritu,
Las glorias se habitan.
Inmortal la vida:
Todo está cumplido.


SÍ A LA MÚSICA
SÍ A LOS LIBROS

1 comentarios:

Antonio dijo...

¡Qué preciosidad! (Claro... es Jorge Guillén, no un pelagatos culquiera!
SÍ A LA MÚSICA Y ALOS LIBROS Y A LA GENTE QUE SE APASIONA CON AMBOS.