03 mayo 2007

No a la manipulación, sí a la música

No mentir no es decir la verdad: Perdemos horas, pero nos hacen creer que las ganamos. Dejamos de tener continuidad en Educación Secundaria, pero vamos a poder enseñar mejor. Se va a paliar el fracaso escolar quitando horas de educación artística, pero sin incrementar las horas en las áreas instrumentales. Y tenemos que dar las gracias porque nos pudieron quitar horas hace un par de gobiernos, y no nos las quitaron. La LOGSE nos las dio, la LOE nos las quitó, benditos sean los gobiernos central y autonómico.

Para nuestros legisladores educativos, con tristeza y decepción.


Joan Manuel Serrat. Algo personal


Probablemente en su pueblo se les recordará
como cachorros de buenas personas.
Que hurtaban flores para regalar a su mamá
y daban de comer a las palomas.

Probablemente que todo eso debe ser verdad,
aunque es más turbio cómo y de qué manera
llegaron esos individuos a ser lo que son
ni a qué sirven cuando alzan las banderas.

Hombres de paja que usan la colonia y el honor
para ocultar oscuras intenciones.
Tienen doble vida, son sicarios del mal
entre esos tipos y yo hay algo personal.

Rodeados de protocolo, comitiva y seguridad
viajan de incógnito en autos blindados.
A sembrar calumnias, a mentir con naturalidad
a colgar en las escuelas su retrato.

Se gastan más de lo que tienen en coleccionar
espías, listas negras y arsenales.
Resulta bochornoso verles fanfarronear
a ver quién es el que la tiene más grande.

Se arman hasta los dientes en el nombre de la paz
y juegan con cosas que no tienen repuesto
la culpa es del otro si algo le sale mal
entre esos tipos y yo hay algo personal.

Y como quieren la cosa nada tienen que perder
pulsan la alarma y rompen las promesas
y en nombre de quien no tienen el gusto de conocer
nos ponen la pistola en la cabeza

Se agarran a los pelos, pero para no ensuciar
van a cagar a casa de otra gente.
Y experimentan nuevos métodos de masacrar,
sofisticados y a la vez convincentes.

No conocen ni a su padre, cuando pierden el control,
ni recuerdan que en el mundo hay niños
Nos niegan a todos el pan y la sal:
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Pero, eso sí, los sicarios no pierden ocasión
en declarar públicamente su empeño
en propiciar un diálogo de franca distensión
que les permita hallar un marco previo.

Que garantice unas premisas mínimas
que contribuyan a crear los resortes
que impulsen un punto de partida sólido y capaz
de este a oeste y de sur a norte.

Donde establecer las bases de un tratado de amistad
que contribuya a poner los cimientos
de una plataforma donde edificar
un hermoso futuro de amor y paz.

5 comentarios:

Antonio dijo...

Como el grandísimo Lázaro Carreter acertaba al poner el dardo en la palabra, has acertado plenamente al elegir la canción (en este caso es más dardo que canción). Las últimas estrofas, impagables, tienen absoluta vigencia apesar de que han pasado...¿veintitantos años?

Antonio dijo...

Fe de erratas: donde dice "apesar" debe decir "a pesar". (No sé cómo me aguanto y no compro un nuevo teclado ya, uno que no se atasque de esta manera, que no me dé tantos quebraderos de cabeza....)

capital dijo...

y al final, con un poco que se empeñen hasta te harán creer que no estuviste en Toledo, que ellos te visitaron, y... que por supuesto, todo, todo , todo lo hacen por nuestro bien, y tendremos que darles las gracias por todos sus desvelos y sus trabajos tan... innecesarios.

Marian dijo...

Antonio, cómo me identifico: desde que se me ocurrió desmontar el teclado (andaba un poco roñoso el pobre: no en vano ha sobrevivido a mis tres últimos ordenadores... le tengo un cariño... hasta las letras están ya borradas -mis niños, los pobres, me dicen: ¿esta es la c o la o?- de tanto uso) voy totalmente a trompicones y tengo que desandar lo andado una y otra vez. Pero me da una enorme pereza cambiarlo porque es estupendo y no creo que sigan fabricando el mismo modelo... Oye, igual nos hacen un barato si compramos dos ;)
Capital, a ver si me dejo la reivindicación un rato, que total lo mismo me va a dar, y nos tomamos un café para que me cuentes lo de la efemérides de la batalla con detalle, y otras cosas más interesantes que todo esto.

capital dijo...

Yo me tomo contigo los cafés que hagan falta, y hablamos de cosas más interesantes, o por lo menos de cosas que veamos más claras. la semana que viene nos vemos y nos damos una sesión de charla, nos reimos y todo eso.
Hablando de otra cosa. Las cosas que os pasan a Antonio y a tí seguro que a mí no me pasarian nunca ya que nunca en mi vida se me ocurriría desmontar un teclado, como tampoco se me ocurre desmontar un reloj porque seguro que me sobran piezas.Un caso.