20 febrero 2008

Menudo menú


Hace algún tiempo leí la curiosa historia de la afamada canción Menudo menú, que ha vuelto a lograr la popularidad hace algún tiempo gracias al grupo Golden Apple Quartet. La canción cumplió ochenta años hace unos meses, y aunque fue compuesta por un autor alemán, Zöllner, ha habido una larga disputa por los derechos de autor entre su adaptador al castellano, Miguel Arregui, y el primer grupo que la grabó, Los Xey, que triunfaron en los años cuarenta en parte gracias a esta canción. Miguel Arregui era pianista en el café Iruña de Bilbao, y director de coro. En el año 1927 tomó esta partitura y le adaptó la letra que todos conocéis. Años después, cuando Los Xey triunfaban por toda Europa con su interpretación de la versión de Arregui, decidieron registrarla en la $.G.A.E., lo que dio lugar a un litigio que se resolvió de forma salomónica ¡en 1961!

Podéis escuchar de la versión de Los Xey mientras disfrutáis de las divertidas fotos de esta presentación que me ha enviado mi buen amigo José Manuel Jiménez Navarro. ¡Buen provecho!



9 comentarios:

david dijo...

jaja, que divertido!

Recuerdo la canción de cuando era pequeño! Es genial!

Por cierto, si teneis ocasión de ver al cuarteto (si todavía existe) en directo no la perdais, vale la pena!

acordeprometeo dijo...

Qué divertido...es genial. Ojalá me sirvieran el menú así de cualquier restaurante...me ha encantado, y más con esas imágenes tan "suculentas".

El plátano perro salchicha es un puntazo.

Ea...me dio hambre...me marcho a cenar...espero que me cante mi nevera frigorífica lo que contiene en su interior...jejejeje.

Un abrazo.

Ramón dijo...

No sabes lo que te lo agradezco.

En clase usamos esta canción para hablar de la polifonía (imitaciones, homofonía, etc.) y estaba buscando un vídeo para que lo viéramos.

Este es mucho más que genial. Además del arte de la canción tenemos arte gastronómico con mayúsculas. Creo que nos daremos un buen atracón a tu salud. Gracias de nuevo.

Marian dijo...

David, supongo que te referirás a los Golden Apple Quartett, no Los Xey (no debe quedar ni uno vivo...).

José Manuel, espero que los vegetales de tu nevera no te sorprendan con esas formas... costaría un poco comérselos, ese perrito con esa carita... ¿te lo comerías? Esas berenjenas-pingüino... no sé, no sé... ;)

Bueno, Ramón, pues me alegro de haber dado en el clavo... Seguro que a tus alumnos no les cuesta trabajo comprender todos esos conceptos de un modo tan suculento.

capital dijo...

Si, si, vosotros direis lo que querais, pero... como las cebolletas riendo ninguna. Son mis preferidas.
Marian otra vez genial y superdivertido. Me recuerda mi infancia y el programa de la tele de Elena Santonja, con la canción de Vainica Doble. Otra maravilla. Ahhh no recordais que la Santonja siempre invitaba a alguien a cocinar a su programa y luego no le dejaba hacer nada, le quitaba la cuchara y le decia bueno... ya lo termino yo que no quiero que manches. Menudo caracter.

Marian dijo...

Es verdad... siempre que vuelves a casa, me pillas en la cocinaaa, embadurnada de harina, con las manos en la masaaaaa. Y le decía el otro: Niña, no quiero platos finooos, que vengo del trabajo, y no me apetece pato chinoooo (o algo así) ¡Qué tiempos! Estaba chula la canción, también. Y lo de la Santonja sin dejar cocinar a nadie... me recuerda a mi madre, que tampoco deja meter baza (y creo que yo también soy un poco así). Besicos.

ridente dijo...

Marian, muchas gracias por compartir esta estupenda composición "gastronómico-musical" con nosotros.

Muchas gracias también a tu amigo José Manuel de mi parte.

¡Feliz fin de semana !.

Un abrazo desde A Coruña.

ridente

Marian dijo...

Ridente, tú sí que compartes exquisiteces... Creo que me voy a hacer adicta a tu blog, a ver si se me pega algo... Un abrazo para ti.

ridente dijo...

Querida Marian:

¡Muchísimas gracias por tu excelente aportación!. Eres un encanto, dado que personas como tú son las que contribuyen día a día a que uno se convenza cada vez más y con más intensidad de que ¡ cuando se comparte se gana!.

Curiosamente, esta sencilla frase " cuando se comparte se gana ", ha salido a escena en el día de hoy, en una clase de la asignatura de Control de Gestión de la Administración Pública, en el Máster de Gestión y Políticas Públicas en el que estoy matriculado en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales en la Universidad de A Coruña y es que hagamos lo que hagamos, sea cual sea el proyecto o planificación estratégica que nos propongamos llevar a cabo, es vital hacer grandes esfuerzos para que el factor humano presida como elemento esencial todas nuestras acciones, aderezadas todas ellas; ¡eso sí! de la enorme riqueza que nos aporta a tod@s el saber compartir, y hacerlo de la forma más generosa y completa que nos sea posible.

¡Gracias por compartir!.

¡Un besazo Marian!