11 octubre 2008

Mis disculpas


Puerta del Perdón. Fotografía original de Manel Marqués.

A pesar de que es de todos sabido que Excusatio non petita, accusatio manifesta... no veo otra forma de regresar que pidiendo disculpas.

Lo primero, por el estado en que se encuentran la mayoría de los audios del blog. Tuve la fortuna de encontrar un estupendo alojamiento gratuito, Mediamax. Un buen día me comunicaron que iban a cancelar todas las cuentas gratuitas por un cambio a The Linkup. Las cuentas de pago, en cambio, se iban a mantener. Así que me apresuré a cambiar mi cuenta, ya que me parecía que pagar era más razonable que subir todos los archivos a un nuevo alojamiento gratuito. Meses más tarde, recibí con decepción la noticia de que el nuevo alojamiento cerraba definitivamente. Un buen montón de horas de trabajo perdidas. A eso hay que añadir que la desconfianza que me inspiran ahora este tipo de servicios me han mantenido alejada del blog porque... ¿quién me dice que no me va a volver a suceder? No me gusta tener así las cosas, pero tampoco dispongo ahora del tiempo ni de las ganas necesarias para poner un poco de orden y devolver a su sitio las músicas desaparecidas.

Lo segundo, por no haber respondido con prontitud a las muestras de afecto que muchos me habéis mostrado, ni a los muchísimos enlaces con los que este modesto lugar sigue siendo distinguido. Muchos blogs musicales están empezando, algunos con ideas y materiales verdaderamente interesantes, y aún no los he reseñado ni enlazado como merecen.

Y en tercer lugar... aunque sé que no tengo obligación de dar explicaciones acerca de mi prolongado silencio, me parece justo hacerlo por todos los que me habéis seguido todo este tiempo. Cuando empecé a escribir aquí, la ley de educación vigente me tenía dando clases de Historia de la Música a mis alumnos de 3º de ESO y 2º de Bachillerato. A pesar de mi interés enorme por la materia, y de mi vocación para tratar de comunicarla, no conseguía interesar mínimamente a mis alumnos. Ello me llevó a buscar en las nuevas tecnologías un camino que pudiera servir de punto de unión de lo antiguo con lo moderno, la fórmula con la que podía acercarme a mis jovencísimos alumnos con las herramientas que más podían atraerles hacia un terreno "árido" pero enriquecido por las inmensas posibilidades de internet. No sé si el esfuerzo mereció los resultados... en realidad estoy casi segura de que no. Pero al menos tuve la oportunidad de aprender: Moodle, páginas web, blogs, recursos sin fin... y, sin proponérmelo, de conocer a mucha gente que, sin ser mis alumnos, han mostrado más interés en mis propuestas que aquéllos a los que en un principio me dirigía. Paradojas de la vida, empecé un blog para mis alumnos, y terminé escribiendo para compañeros, amigos, desconocidos... gente cercana que me ha dado más de lo que nunca esperé.
Las leyes han cambiado, nuevamente, y la Historia de la Música ya no está en los planes de estudio. Esto da un giro radical a mis clases, con lo que mis esfuerzos ahora van encaminados a otros aspectos más prácticos de la música. Es un poco como volver a empezar...


Begin the Beguine. Cole Porter

When they begin the beguine,
It brings back the sound of music so tender,
It brings back the night of tropical splendor,
It brings back a memory evergreen!

I’m with you once more under the stars,
And down by the shore an orchestra’s playing.
Even the palms seem to be swaying
When they begin the beguine!

To live it again is past all endeavor,
Except when that tune clutches my heart,
And there we are swearing to love forever,
And promising never, never to part!

What moments divine, what raptures serene,
Till clouds came along to disperse the joys we had tasted…
Now, when I hear people curse the chance that was wasted,
I know but too well what they mean!

So, don’t let them begin the beguine,
Let the love that was once a fire remain an ember . . .
Let it sleep like the dead desire I only remember,
When they begin the beguine!

Oh yes, let them begin the beguine, make them play!
‘Till the stars that were there before return above you,
‘Till you whisper to me once more, “Darling, I love you!”
And we suddenly know, what heaven we’re in,
When they begin the beguine!
When they begin… the beguine!


... y ademas, así, en inglés. De momento sólo con un grupo, he comenzado la aventura de dar mis clases en una lengua que no es la mía. Esto que a mis compañeros de idiomas les parecerá algo cotidiano y hasta sencillo a mí, por el momento, me está exigiendo una gran inversión de tiempo, que ya era bastante limitado.

¿Qué cabe hacer ahora de este lugar? He llegado a una encrucijada. Y aunque siempre he tenido facilidad para tomar decisiones, ahora estoy aquí, parada, en medio del camino, sin saber muy bien qué rumbo tomar... No sé si darle "chapa y pintura nuevas", como Antonio... o si proponerme escribir con la periodicidad suficiente para mantenerlo sin que me robe mucho tiempo... o si cerrarlo definitivamente. Pero habrá que ir decidiendo...

La música está interpretada por Glenn Miller y la American Band of the Allied Expeditionary Force.

13 comentarios:

Santiago Muñoz-Chápuli Oriol dijo...

Bienvenida. Yo soy uno de los lectores desconocidos que descubrió tu blog por casualidad. Puse un detector RSS en mi Outlook para no perderme ni una entrada y me alegra ser testigo de tu regreso.

Gracias por tus aportaciones.

Un amante de la Música. Con mayúsculas.

Paulo dijo...

Marian, bem-vinda. E não tens de pedir desculpas. Às vezes precisamos de descansar e fazer uma pausa.
Quanto aos teus vídeos, é uma pena...

Saludos.

jgarola dijo...

Bienvenida Marian. Pertenezco al colectivo de Músicos de Secundaria y hace aproximadamente un año que sigo con mucho interes vuestro blog , mi aportación és muy humilde con el blog i la wiki que dan forma a mis clases en el instituto. Ese cierto que en este país , nuestra disciplina esta destinada a la oscuridad, pero quiza por nuestra formación somos los más dubtiles y inquietos del panorama cultural , tal y como dijo Dawnes en el -Congreso de Internet en la aula- "... somos usuarios de la tecnologia y con ganas de aprender más...". No decaigas y animos en tu fantastico trabajo , pues no caminas sola por este camino y sin duda tu paso es firme y seguro.

Antonio dijo...

Marian, los que contamos con la inmensa suerte de hablar contigo casi a diario quizás no suframos tanto el silencio prolongado de tu "vloz", pero te aseguro que los minutos que he pasado leyendo tus posts son de los más entretenidos, enriquecedores y fascinantes que he pasado pegado al cacharro.
He sufrido la decepción, como tú, de ver los enlaces musicales cercenados en mi blog... Yo tampoco los voy a colgar todos de nuevo, pero nos han hecho bien la puñeta...
Y, en cuanto a lo de la nueva ley, nuevos contenidos, sección europea y demás... Pues, como dice la canción "still tomorrow's going to be another working day and I'm trying to get some rest... That's all I'm trying: to get some rest".
(American tune, de P. Simon, con música prestada de la Pasión según San Mateo -papá Bach-).

acordeprometeo dijo...

Qué alegría!!!

Tu retorno sabes que es todo un acontecimiento. Tus seguidores estamos de enhorabuena....

Espero que este lapsus de tiempo te haya servido para descansar, reponer pilas, disfrutar con la familia, preparar esas magníficas clases en inglés... en definitiva, todo lo que te haga sentir bien.

Un fortísimo abrazoooo

Pedro Villarrubia dijo...

Octubre trae cosas bonitas, y una de ellas es encontrarte por tu blog. Cierto es que no suenan buenos vientos ni metales, pero en esos casos yo releo viejos post o escucho alguna música animosa, o saludo a alguna amiga o amigo que hace tiempo no veía. Mis mejores deseos, Marian, decidas lo que decidas, no hay disculpas, porque tampoco hubo culpas, tan sólo el tiempo, que, en la música, es siempre necesario. Un abrazo.

Antonio dijo...

La música no se pierde en el ciberespacio por mucho que se hundan esos sitios 2.0, porque siempre hay magníficas personas como tú que nos la traen de nuevo a la memoria.
Un saludo y bienvenida.

eL MAQUINISTA dijo...

Bueno Marian, me alegro mucho de tu vuelta(aunque como tu dices sea una vuelta llena de incertidumbres). He de decir que a mí, que me encanta la música y me encanta mirar y curiosear por internet, lo que me atrae de tu blog es tu forma de contar (el contenido también, pero blogs musicales he encontrado muchos y no los sigo todos) así que si te pasas al mundo de los idiomas, me tocará aprender inglés (que nunca está de más. Estuve en Florencia y lo pasé fatal por ser un "analfabeto idiomático"- es decir que hablo español y entiendo el valenciano y poco más-) y si encima vamos a aprender un instrumento (yo toco un poco el clarinete, así que, por favor, que no sea la flauta dulce),mejor que mejor. LO dicho, bienvenida y no te preocupes que tus alumnos virtuales si te queremos ¡Viva la profe que ha vuelto!

Marian dijo...

Qué lujo tener lectores como vosotros... qué digo lectores, ciberamigos. Tanto a los que conozco personalmente como a los recién llegados, y por supuesto a los que ya sois viejos amigos merced a este blog, gracias por estar ahí.

Besos a todos.

AlexV14 dijo...

Yo para variar siempre llego tarde jejeje
Marian me alegro mucho que vuelvas y muestra de lo bien que lo haces (postear ;) ) tienes aquí a tantos lectores, y de los buenos.

Un saludo y de nuevo, me alegro mucho tu vuelta a blogger ;)

PD: Hace tiempo que no te veo jeje

ridente dijo...

Hola Marian:

Es un placer tenerte de nuevo entre nosotros en la RED.

Ante tus circunstancias personales, deseo que no te desanimes y que continúes al frente del estupendo trabajo que estás haciendo a través de las aportaciones a tu blog.

Claro que es un sacrificio personal, pero no te olvides nunca que ¡cuando se comparte se gana! y aquí estamos tus compañeros y amigos que valoramos con mucho cariño tu trabajo y esfuerzo personales.

Un beso grande desde A Coruña y todo el ¡ánimo0000000000000000000! desde el Atlántico.

Juan Carlos

luigi dijo...

Hola Marian: Como músico, admiro los temas que tratas en tu blog; como persona, me encanta el modo que tienes de decir las cosas. Siempre pienso que debes ser una profesora magnífica, de la que tengo mucho que aprender.
Sigue así, haciéndonos disfrutar de la música a todos los que seguimos tu trabajo de modo anónimo, a pesar de que no siempre veas recompensado tu esfuerzo.
Un saludo desde Madrid, compañera.

Marian dijo...

Ridente, Alex, luigi, gracias por vuestras amables palabras. Un abrazo a los tres.