17 mayo 2007

Un alto en el camino

146 street. Fotografía de kvdl
Todo va muy deprisa, a veces demasiado. Y hay momentos en los que conviene parar, aunque sea un instante, para mirar y escuchar, y para darnos cuenta de qué es lo que de verdad nos ha hecho llegar hasta ese momento vital. Mi alto en el camino me sirve para varias cosas. La primera, para tomar aire fresco. La segunda, para hacer justicia a uno de mis compositores más admirados y del que todavía no había hablado ni propuesto nada por aquí. La tercera, para cerciorarme de que realmente esto que hago vale la pena: escuchar música me proporciona, sobre todo, seguridad y energía.


Mi alto en el camino y mi celebración del día de internet de este año inquieto y difícil es El idilio de Sigfrido, de Richard Wagner, y quiero compartir así con vosotros mi amor por la música y mi fe en el progreso humano.

SÍ A LA MÚSICA

3 comentarios:

Antonio dijo...

¡Qué bonito! Mi momento de estar "avec ma solitude" es la sonata "Waldstein" de Beethoven. Cuando estudiaba en Valencia compartía piso con unos amigos. Los fines de semana ellos se iban a sus pueblos (eran valencianos y estaban cerca) y yo me quedaba a solas en el piso. Todos los sábados por la mañana, una vecina -una señora mayor, viuda- tocaba como los ángeles esta sonata en su piano. Me despertaba todos los sábados de este modo tan agradable y tanto se grabó en mi psique la música y la soledad, que aun la busco cuando quiero paz interior...

¡¡¡¡MÚSICA SÍÍÍÍÍÍ!!!!

Capìtal dijo...

Precioso. Marian, yo también busco mi paz interior, como todos, supongo. La música es uno de esos caminos que nos ayudan a conseguirla. Gracias de nuevo. AHHHH se me olvidaba, los martes tomando una caña algo hacen por la paz interior.
¡¡¡¡¡MUSICA SI¡¡¡¡¡

Marian dijo...

Pronto caerá la Waldstein por aquí...

Que conste en acta que hoy eché en falta la paz interior-exterior de los martes, que es uno de los mejores ratos de la semana-de-verdad-de-la-buena.

Música Sí, Geografía Sí, Biología Sí, y buena gente SÍÍÍÍÍÍÍÍÍ.

Un abrazo a los dos.