04 septiembre 2007

Arnold Schönberg y Pierrot Lunaire

Después de que ninguno de mis alumnos "acertara" (cuando el examen es de tipo test, ellos lo llaman así) en el examen de recuperación que hicimos ayer que el compositor más importante del dodecafonismo fue Arnold Schönberg, no me queda más remedio que poner aquí la presentación que hice para escuchar en clase la Oración a Pierrot, número 9 de la obra capital del atonalismo Pierrot Lunaire... la primera vez que la puse uno de mis alumnos me miró muy serio y me preguntó: ¿es que quieres que tengamos pesadillas?

3 comentarios:

Antonio Gallego dijo...

A mi, en cambio, me parece encantadora...

Marian dijo...

Claro, y a mí... pero el bagage que tienen los adolescentes no les da para poder apreciar mínimamente un lenguaje tan ajeno al suyo. La música histórica, siempre que sea tonal y bastante escogida, la digieren (con cierta dificultad, no nos engañemos)... pero lo que se salga de la tonalidad les supera. Pero no por ello vamos a privarles del conocimiento: ya llegarán al disfrute, al menos algunos...

Marian dijo...

Opsss... ¡bagaje!