12 diciembre 2007

Il tutore burlato, de Vicente Martín y Soler

Vicente Martín y Soler. Imagen de Answers.com

Aunque la música española, en general, no haya tenido la misma trascendencia que la alemana o la italiana para la historia de la música occidental, es cierto que ha habido compositores de gran importancia en diferentes momentos de los últimos siglos. Lo que me parece triste es que haya tan poquísima gente que los conozca, y que algunos hayan caído en un injusto olvido cuando sus méritos son grandes. Es el caso de Vicente Martín y Soler, nacido en Valencia en 1754 y uno de los más internacionales de nuestros compositores.

Contemporáneo de Mozart, dedicó la mayor parte de su obra a la escena, especialmente al ballet, que fue el género con el que cosechó la mayoría de sus éxitos y donde es una figura clave. Su currículum es deslumbrante: trabajó con los más importantes coreógrafos y libretistas de la época, fue el compositor favorito de varios reyes: el emperador de Austria José II (el que acusó a Mozart -no sé si la anécdota fue real- de utilizar "demasiadas notas" en una de sus obras), Catalina II de Rusia, Carlos III de España, Fernando I de Nápoles... A pesar de lo que aparece en la película Amadeus, fue el verdadero rival de Mozart en la ópera de Viena, donde tuvo en tanto éxito con su ópera Una cosa rara, ossia belleza ed onestà que hasta la gente se vestía y peinaba "a la cosa rara" e incluso el propio Mozart lo cita en una escena de Don Giovanni: cuando éste se sienta a cenar mientras espera a su pétreo convidado, una pequeña orquesta ameniza su ágape interpretando fragmentos de éxito de la época... Fra i due litiganti, de Giuseppe Sarti (rival de Martín y Soler en la corte rusa), Una cosa rara y Las bodas de Fígaro ("esta me suena incluso demasiado", bromea Don Giovanni con su criado Leporello). Aquí podéis ver esta divertida escena en la grabación de Cesare Siepi y Otto Edelmann con el Coro de la ópera estatal de Viena y la orquesta Filarmónica de Viena dirigidos por Wilhelm Furtwängler.



El próximo viernes 14 vamos a tener la oportunidad de escuchar la primera de sus óperas en el Teatro Circo de Albacete, Il tutore burlato, que más tarde fue transformada en zarzuela con el título de La madrileña. He aquí una de sus arias, la Seguidilla de Violante. Si os animáis, aún quedan entradas.


Inocentita y niña
vengo de Italia
a tratar con los chuscos
que hay en España;
¿qué será de mí? ¡Ay!
¿Si me perderé? ¡Qué!
¿Si me engañarán? ¡No!
¿Si yo engañaré? Pues,
más que se arrime alguno
que yo se lo diré.

Para saber más sobre la figura de este compositor os recomiendo que leáis el artículo de Juan Bautista Otero en el imprescindible portal de música antigua Goldberg, y el de Andrés Moreno Mengíbar en la web Melómano Digital.


Canta María Bayo, acompañada por Les Talens Lyriques y Christophe Rousset.
El texto es de Kareol.

4 comentarios:

acordeprometeo dijo...

Lástima no poder ir a la representación..me pilla un poquito lejos. Seguro que es una buena velada, además todavía no se ha rescatado del olvido para el público la obra de este genial compositor, lo que hace dicha función más atractiva.
Pienso que es uno de los tantos buenos músicos españoles en el olvido. Aquí en Sevilla se lleva unos años rescatando la figura y obra del famoso tenor sevillano Manuel García, otro genio de la misma época de Vicente Martin y Soler. Así que poco a poco iremos rescatando nuestro patrimonio que no es poco.
Que disfrutes de la velada.
Un abrazo.

Marian dijo...

Rescatar a un cantante es bastante más complicado que rescatar a un compositor, pero está bien que se recuerde a los buenos intérpretes. El montaje es del Teatro Real, y el elenco creo que es bastante joven: uno de los tenores es de aquí, de Albacete. Espero que tenga éxito en su tierra... Un abrazo.

Luis dijo...

Hola, hermana. Que disfrutes de esta ópera. Ya nos contarás a tus forofos qué te parece. Aquí en Madrid han estado poniendo otra de Martín y Soler que igual llevan también a Albacete: "Il burbero di buon cuore". Yo el lunes voy a "Tancredi" de Rossini, que ya sabes que tampoco me entusiasma mayormente. Los abonos es lo que tienen. Besos.

Marian dijo...

Sí, lo que tienen los abonos es que los compras con tanta antelación que a veces incluso se te pasa ir al espectáculo (me sucedió con el último recital). Tenía noticia de ese Burbero del Teatro Real, es estupendo que se vaya reponiendo la obra de este interesante artista... Rossini tampoco es de mis compositores favoritos, pero ya sabes que en todas las óperas hay un momento sublime (o muchos, en algunas) por el que vale la pena escucharlas. Besos.