27 mayo 2008

Las mentiras de la publicidad

Desde hace varios días me está molestando la presencia de un anuncio en la televisión. El anuncio es verdaderamente precioso: con la música del Preludio nº 1 de El clave bien temperado, de J. S. Bach (en versión pianística) de fondo, aparecen imágenes de diferentes cuerpos pintados, o tatuados con motivos relacionados con el texto que, recitado por una sugerente y cálida voz masculina en off, enumera grandes logros y creaciones de la humanidad, en primera persona del plural...

"Inventamos la rueda, descubrimos el fuego, llegamos a la Luna, hicimos el pan y la sal. Inventamos los coches, las motos, los ceros y los unos, los abrazos y el abecedario. Inventamos los barcos, y el calor en invierno, la imprenta, la ciencia y la ficción. Inventamos internet, la radio y el teléfono, las vacunas y la Novena. Hicimos imperios y revoluciones. Inventamos Manhattan, Macondo y el fútbol y a Madame Butterfly. Pintamos a la Maja vestida y desnuda, hicimos catedrales, pirámides, aviones. Inventamos el rock, la penicilina, los telegramas, Dulcinea, el pócker y el mus, los Jardines de Babilonia y hasta Peter Pan. Si hemos sido capaces de todo eso, ¿cómo no vamos a ser capaces de proteger lo que más nos importa?"


Desde el primer momento, la música y el texto nos atrapan: ¿qué anuncian? y cuando al final vemos que la mano con la bola del mundo se transforma en una mano con el logo de Repsol, el asombro no tiene límites: ¡una compañía petrolera! No hará falta que insista en los múltiples desmanes ecológicos producidos por estos "adalides" del amor al planeta y a la humanidad...




Para colmo, la idea de las imágenes parece ser que no es original. En youtube, un usuario comenta que un grupo musical, El Tío Carlos, tiene un vídeo parecido: la fotografía, la iluminación y las imágenes que aparecen pintadas en diferentes partes del cuerpo son sospechosamente parecidas... aquí os lo dejo, a ver qué os parece.


3 comentarios:

acordeprometeo dijo...

Es increíble la manipulación a la que estamos sometidos diariamente con todo tipo de recursos.

Ana, una amiga mía desde la infancia, tiene ahora un novio publicista que trabaja en una empresa de las más fuertes que hay en España por lo visto. Hace un par de días estuve comiendo con ellos y evidentemente lo sacudí a preguntas. Fue una conversación interesantísima. En su empresa, tiene exclusivamente a una persona para elegir la música del producto. Están atomizados los puestos; un especialista musical, un especialista informático, uno gráfico... le dan el producto y a trabajar... Es un mundo aparte, en verdad como todas las cosas en las que desconoces o quieres profundizar.

Tengo que decir que muy gentilmente se ha ofrecido para el curso que viene asistir un día a mis clases. Creo que son los más indicados para que enseñen a los peques como trabajan y a la clase de adultos más aun.

Traerá consigo al productor de música. Así que aprovecharé y le sacaré toda la información que pueda además de insistirle que ¡¡¡no nos engañen tanto!!!

Un beso.

Marian dijo...

Es verdad, da hasta miedo el poder que tienen sobre nosotros, y eso que estamos alerta y conocemos algunos de sus trucos... yo lo siento especialmente por los más vulnerables, los niños, los adolescentes, las personas con menos formación. Tenemos una gran responsabilidad tanto los padres como los profesores, porque está claro que las autoridades y los medios de comunicación ya han caído en su trampa -vamos, que los han comprado- y no podemos esperar mucho de ellos. Supongo que conocerás la página Consume hasta morir que aporta un punto de vista crítico con la sociedad de consumo y la publicidad muy recomendable. Besos.

capital dijo...

Nos tienen en sus manos y nos manipulan a su antojo, y... si tienen que mentir, pues se miente, y no pasa nada, además como todo es relativo... pues eso. La gente solo busca que le llenen los ojos de imágenes, si puede ser bonitas, pues mejor, y pensar, pues como decía Escarlata. Ya lo pensaré mañana.