02 noviembre 2007

¿Un café?

Me enviaron hace ya bastante tiempo esta presentación sobre cómo se puede decorar una cosa tan cotidiana como una taza de café. Hace poco me la volvieron a enviar y la he aprovechado para poner estas imágenes como fondo a la preciosa aria de la Cantata del café BWV 211 de Johann Sebastian Bach Ei, wie schmeckt der Kaffee süße, o lo que es lo mismo, ¡Qué agradable es el aroma del café! ¡Que disfrutéis!




Ei, wie schmeckt der Kaffee süße,
Lieblicher als tausend Küsse,
Milder als Muskatenwein.
Kaffee, Kaffee muß ich haben,
Und wenn jemand mich will laben,
Ach, so schenkt mir Kaffee ein!

¡Ah, qué agradable es el aroma del café!
Más sabroso que mil besos
y más dulce que el vino moscatel.
Café, café necesito tenerlo,
y quien quiera complacerme
que me regale café.


El texto y la traducción son de Kareol.
La música está interpretada por la soprano Eva Kirchner y el Bach Collegium de Stuttgart bajo la dirección de Helmuth Rilling.

5 comentarios:

Paulo dijo...

Para mãos muito habilidosas.
Muy bonito.

Marian dijo...

Un exquisito café... aunque sea virtual ;)

Antonio dijo...

¡La cantata del café! ¡Cuánto tiempo hacía que no la escuchaba!¡Gracias, otra vez, Marian!

Marian dijo...

¡Hola,Antonio! Le podemos pedir a Jose que nos haga el café así y que ponga bonita música en la cantina... porque, realmente, de la cantina lo único que se salva es la compañía...

capital dijo...

¡Que maravilloso café¡.De como algo tan sencillo como una taza de café puede convertirse en mágico. Gracias Marian ahhh y además estoy de acuerdo contigo que lo más importante del café de la cantina es la compañia.